NADA

Il dolce far niente

 
Aquí a la espera,
mudos los versos
y en pausa las caricias que ya sé de memoria.
 
Ni un solo guiño,
nada de canciones
ni de ansiedad por verte.
 
Nada,
el eterno placer de esperar nada
mientras me tiendo en la hierba
a sonrojar el sol
y contar las nubes que se llevan mis sueños.
 
Aquí a la espera
de la noche encantada
para juntar estrellas y hacerme dios
mientras re invento el universo.
 
Un eterno Shabbat
de mi alma a la deriva
…y a la espera.
 
Nada,
el infinito placer de esperar nada
y de saberlo todo en cada esquina
mientras pasan de largo las promesas.
 
Se cadencia mi pulso
y respiro melodías
mientras disfruto el placer
de hacer de mi tiempo
el refugio de la nada.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: