OLVIDO

Alabo las palabras
las promesas sinceras
y las miradas simples.
 
Me sonrojo ante unos labios
que profesan tiempos lentos
y se entregan a sonrisas.
 
Tiemblo ante el roce de unas manos
que se unen en la danza a mis delirios.
 
Enmudezco ante la piel desnuda
que se funde en un abrazo con mis versos.
 
Extraño las palabras justas
y los pactos de amor, amor eterno.
 
Todo lo dicho es prosa
y todo lo soñado es poesía.
 
Mi deseo, mi delirio, mis silencios,
los espacios reservados
y los días…
 
Todos los instantes se enmudecen
y los guardo sin rencores
bajo el manto del olvido.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: