VERSÍCULO

Estoy, escribiente soy
hago de las palabras un recodo
e insisto en laberinto.
 
La métrica se rinde al desparpajo
y la rima se adormece con tan solo un jugar de sílabas inciertas.
 
Tengo el poder del verso
y la sutileza que me otorga la propia algarabía.
 
Reconozco mis poemas
invento estilos y me aferro al tiempo,
soy de lo que están hechas las pausas de lo eterno
y me hago también escribano de lo que dicta el aroma del bosque.
 
Tengo mis sueños libres;
un mar, un atardecer de tu mano
un cielo, un amanecer con el café servido.
 
Bendigo mis días
y adoro solamente mis suspiros
cuando al abrir los ojos
siento la tibieza de tu piel morena.
 
Hago un canto de alabanza
al amor eterno y al silencio de nuestros pensamientos.
 
Escribo un verso al honor de elegirnos
sobrepasando la envidia y el cinismo.
 
Estoy, estamos, somos piedra angular
soñadores e iniciados en las artes de lo eterno.
 
Estas, permanecemos
y escapamos juntos del confinamiento…
 
El paisaje que soñamos nos espera.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: