A LAS CINCO

A las cinco aún el sol
cabalgante, cabalgante.
 
A las cinco la esperanza
animada y rebosante.
 
A las cinco la conciencia
se despierta y pronta avista
el día nuevo que ofrece
todo un ritmo deslumbrante.
 
A las cinco y somos dos
con pasión perseverante
(la mañana nos ofrece
la razón de ser constantes)
 
Y temprano las caricias
nos llenan de plenitud…
a las cinco y todo fluye
como el viento de levante.
 
Y a las cinco decidido
el rocío bautizante
nos colma de buen destino…
somos dos aún danzantes.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: