NÚMEROS

He de narrar una historia
dejarla grabada y calculada,
he de contar los pasos
para medir claramente mi destino.
 
Tiempos del fin de una era
a veinticinco años de vencer mis miedos
y a casi cuatro décadas de saberme libre.
 
Habitábamos la calle del número esquivo
tu adelantada en casi tres años de vivencias
y yo refugiado en timidez y en versos quedos.
 
Compartimos también la octava esquina
tu protegida en la Alegría de saberte esbelta
y yo en el solar, laberinto de misterios.
 
Diez años y partimos,
deshaciendo nuestro círculo de cinco en casa
decidiendo emprender la búsqueda del cada uno.
 
Cuatro puntos cardinales
tres calles y un par de continentes.
 
Cientos de errores como pruebas
y una conjunción de decisiones torpes.
 
Y sin embargo aquí estamos
por fin juntos en el siglo del buen silencio,
justo en el año de los grandes retos.
 
Juntos
dos en creciente y en asombro
acercándonos a la mitad de la existencia
y decidiendo acompañarnos el camino.
 
Y fue un día trece
(Igual que nuestra calle)
y vamos aprendiendo a compartir las tardes
contando los aciertos y desprendiéndonos del frío.
 
Amándonos entre números y cifras
y estableciendo nuestra métrica sagrada
para defendernos del mundo.
 
Hemos de narrar en clave nuestro encuentro
para alzar con magia los muros del castillo.
 
Hemos de contar los triunfos frescos
para mantener alzada nuestra fortaleza.
 
Una y uno somos dos
andando de la mano el sendero al infinito.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: