EL FIN DEL TENSO VERSO

Parece que el tempo tiende al equilibrio,
a la cadencia perfecta que marca el pulso del verso.
 
Puedo sentir que los días de impulso eclosionan de mis pasos
puedo suspirar entre sonrisas y volver a mis aciertos.
 
Solo aspirar el aire que sana, eleva
y despierta los sentidos para entender el tiempo.
 
Se liberan las tensiones y las sílabas se alongan
para abarcar lo infinito del buen verso.
 
Y fluyen las metáforas tranquilas
y la vida se decide con un verbo.
 
Es cierto que el tempo tiende al equilibrio
el poema ha encontrado el ritmo perfecto.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: