DÍA QUINTO

A ti,
que llegaste para aligerar mi viaje,
y a acompañar el triunfo de las palabras buenas.
 
Has desocupado mi mente de recuerdos
he descargado mi alma con susurros simples
mientras me elevas a tu ritmo tan solo con sonrisas.
 
A ti, compañera
la adoración profunda
y el honor de ser el pulso de toda mi poesía.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: