REFLEJOS BUENOS

Calor, el sol despidiendo el día
mientras la noche prepara sus trajes nuevos.
 
Un reflejo del cristal de nacar
se cuela sutil por el balcón y el ensueño,
entre tanto recurro a un instante de vigilia.
 
Láminas de luz que me hipnotizan
y pulso del viento danzando con el prisma.
 
Cánticos de una tarde que se apaga
mientras los ojos descifran las pausas de lo cierto.
 
Reflejos buenos de la vespertina entrega
para soñar los versos que los besos dictan.
 
Y seguir el raudo intento
disfrutando el rumbo
de la mano de todo lo aprendido.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: