AVAL

Respaldan mis pasos los versos buenos
y son garantes de mi risa
las caricias en el filo del día.
 
Tengo el permiso del sol
para recrear atardeceres
y consentir auroras en mis cordilleras.
 
Soy también tenedor de un credo
firmado por todos los poetas
y grabado en mi alma con cincel de luz.
 
Tengo autoridad de los elementales
para usar el bosque como templo
y preparar el ara con las piedras escondidas.
 
He heredado del universo el pulso
y la capacidad de volar rimando con el viento.
 
Tengo el aval de los misterios
para gobernar a discreción los laberintos
y ser el soberano del crisol de todos los recuerdos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: