PSICOPOMPO

Te vi en mis profundos sueños
angel de grandeza y de fuerza altiva.
 
Te vi elegante con toda la armadura
y nos presentaron el acero para esgrimir la noche.

 
Te siento siempre protegiendo mis segundos
y abrigando con tus alas el temblor de mis miedos.

 
Angel de mi guarda,
Azrael, guia de mis tiempos,
renuncié a la espada que me diste
para escribir los versos del camino.

 
Elegias de siempre,
requiems que definen el paso
y alegran el momento mas sincero
que nos presenta el destino.

 
Te siento vibrar en la tinta del poema,
mientras tu nombre se repite cual eco
en los recodos perfectos de todo el laberinto.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: