GUAHIBO

Y del ancestro que insiste
llegan los pactos serenos,
la gravidez del bosque que trasciende mis párpados
y la fecundidad que se extiende en la llanura.
 
Toda la esperanza
todo el buen alivio del viento que acaricia el canto,
mientras las labores destilan sudores nuevos.
 
Grandeza y sigilo,
lenguaje que descifra el legado del eterno aliento
rindiendo en pleitesía la creación de ríos infinitos
 
Y de mis susurros francos
la alabanza y el honor
al legado puro de la casta esbelta que domina el tiempo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: