YOUKALI

Y con la insistente oceánica fortuna
mi barca toca puerto y quemo las velas.
 
El lugar esperado tras años derivando
la plenitud de saberme a salvo.
 
Mar y cielo, los labios y las dunas,
la piel isla, perfección del tiempo.
 
Calma y volcán, vientre de bondad y fuerza,
refugio perfecto del destino.
 
Llego al lugar de todas las promesas.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: