VIERNES 4:44

Una sonrisa
y el sol naciendo en tus comisuras
cuando el poema abriga del viento de montaña.

 
Tus insistentes labios
mis pacientes besos
y la calma del abrigo cuando el día despunta.

 
A tu lado y de mañana
el viernes sabe a color de mantras
y un tango a lo lejos
es el preludio a la danza del día.

 
Una sonrisa, ¡tu sonrisa!
¡Hay acaso más certeza?

 
Viernes y soy tuyo
sintiendo la calidez en piel
de tus caricias exactas.

 
Madrugada y festejamos
La Alegría de sabernos soberanos
de la ciudad de la luna.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: