Y TAMBIÉN LA MONTAÑA

Un poema al respirar primero
al despertar cautivo de tu aliento
al parpadear tímido cando termina el sueño.
 
Un beso, como el primero y el de siempre
y la comisura invitando a bendecir el día
con el silencio perfecto de tus ojos.

 
Un guiño sugestivo al ritmo
para iniciar el paso que nos lleve al viento
disfrutando plenos la razón del día.

 
Y emprender felices el camino
agradecidos por los dones,
privilegio del predicho encuentro.

 
Somos del amor
destilado y puro
fortaleza del pacto
que se llena de sol y se hace eterno.

 
Somos del bosque tibio
ofreciendo cada pulso
al presente divino que entrega el universo.

 
Somos tu y yo,
los pasos firmes y las recompenzas,
la mañana azul y la tarde fresca
somos un verso de alabanza

 
Tu; tu fuerza, tus pasos
tu ritmo y tu esencia.

 
Y yo; mi amor, mi sonrisa
mis versos a tus ojos…

 
Tu y yo, saludando al sol
y también la montaña.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: