CARTAS A UN VIEJO POETA carta 5

Bogotá, agosto 2005

Un respiro, a la altura de mi ancestro y a la extensa distancia de tus pasos caro amigo. He regresado sin pedirlo pero aceptando la vida que religo mientras busco algún sentido. Estoy con todos y me siento solo, me escapo en esta noche en que sigo celebrando el inicio de mi treintañez, aprovecho los fantasmas de las calles viejas y visito la casa donde otro poeta decidiera su partida.
 
Aquí te vi de nuevo, en medio de los poemas de mis bardos cercanos, te encontré escondido. Tu poema a un Día de Otoño me recuerda los septiembres meditando en el río de mis versos, (Oh Támesis por siempre alabado en poemas que se fueron al olvido) Aquí el otoño es eterno y mientras las hojas caen sigo en esta soledad compartida por extraños y familia que no entiendo.
 
Esta carta la escribo en el mismo escritorio donde imagino que Silva registrara sus últimos versos, así que prefiero guardar mis pensamientos y esperar por el tiempo para poder sacarlos del olvido. Por ahora seguiré disfrutando la comedia de saberme lejano del destino que creía mío, sumergido en este otoño incierto y esperando entender el sentido de mis erráticos pasos. Prometo disfrutar cada error y cada triunfo como si florecieran los parques de mis sueños y los versos que proclamo llenaran de laureles mis delirios.
 
Maduraré como las frutas tardías, soy joven aún y mis demonios no se afectan por mi sonrisa o por mis metáforas de salmos y credos, pero tampoco celebran los conatos de apostasía. Me calan tanto tus verdades «Quien ya no tiene casa, no la construirá.
Quien ahora está solo, lo estará mucho tiempo.»
Solo pido más tiempo de Sur o un mensaje del norte profundo para aceptar que habrán días de sol y de frescura.
 
Por ahora amigo mío, sigo develando los mensajes de tus cartas y navegando entre los versos que dejaste justo al lado de mis pasos y mis pactos, justo en la cabecera que resguarda mis livianos sueños y mis largos y anónimos insomnios.
 
Es todo por ahora, espero que la primavera se presente y que traiga mensajes de un verano tranquilo, esperaré escribiendo poemas a todo lo que sienta y viviré esta vida que he escogido… mientras las hojas caen también en mi camino.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: