UN DIEZ DE JUNIO

Algo pasó,
el abismo, el silencio, la presión del vicio.
 
Un día de decirse, de aceptarse, de volar
un día de cambiar la locura por el ritmo
el ritmo de conciencia en la palabra exacta.
 
Un paso, el primero
en los años de aceptar los malos pasos
y de vencer el influjo de cualquier tristeza.
 
Y luego doce, para seguir el viento
el aquí y ahora de los felices pactos
un día de pensar muy bien las causas frescas.
 
Algo pasó,
y en la ronda del vencido
dejaron el legado para mis días plenos.
 
Compartiendo los detalles de mis días
viviendo un día a la vez para acercarme al cielo…
 
Al cielo de terminar tranquilo la jornada
para despertar al amor del día primero.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: