LIMBUS

Intento un soneto que tarda el día
para ejercitar la métrica y el ritmo
solamente para sentar los sueños
y codificar susurros.
 
Me apresto a sumergirme en un Haiku
y a doblegar mi alma ante el paisaje eterno
solamente para entender el viento
y trenzar silencios.
 
Entre líneas se expande mi voz
ensimismado, oscuro y santo
dueño de mis miedos
y de mis perpetuas alegrías.
 
Así, de verso y vida
soberano de mis tierras
gobernado por mi Mar y Cielo
he trazado el limbus preferido.
 
Amor perfecto,
muro y fortaleza…
Frontera de mis versos y mis ritos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: