NECEDADES BUENAS

Me levanto antes que el Sol
para sentir el viento, que aún frio,
acaricia los años marcados en mis rastros de sonrisa.
 
Insisto en historias inciertas
porque niego la certeza y me hago símil;
soy tan alto como mis memorias
y tan pleno como el amor que llega sin permiso.
 
Persisto en mi intención de versos
en ser maese del Mar infinito
y del Cielo abierto y mío.
 
Felicidad, sonrisa y viento
amo mis segundos y respeto el día
mientras Madre Eterna
comparte la energía para cruzar el tiempo
conquistando la alegría del instante.
 
Me reflejo, radiante, en las vitrinas de camino
y reconozco mis rasgos de desierto y de montaña
para darle forma al acento con que canto y comparto mis versos.
 
El día es solo mío,
solo lo comparto con un beso en la distancia
un beso de los tantos que merece la sagrada rebeldía.
 
Soy hombre en soledad acompañada
soy calmo entre tanta algarabía,
soberano y buen señor de mi destino
recreando a voluntad el universo.
 
Un día dije ser Dios
un día bautizaba mi arrogancia con olvido,
hoy soy yo, el necio de poemas buenos
el amante de la mujer perfecta
caminante de la mano de la plena espera.
 
Terco y fresco
fuerte, abierto, libre y bueno.
 
Grabando en la Arquitectura Universal
la insistencia de mis pasos en el viento frio.
 
Siendo hombre como soy
andando en la diáspora del día
con la altivez del silencio ante lo injusto.
 
Al atarcecer
me guardo antes que el Sol
y preparo mi pulso para soñar que soy eterno.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: