CABEZA DEL AÑO

Cuando algo de mi sangre
aviva el pulso en el nacer del día
entiendo que hay tiempo para sentirme en esperanza.
 
Oigo desde mi alma el resonar del cuerno
y siento el alivio de todas las promesas.
 
La bondad, la dulzura de la miel
y la prosperidad rampante
que abre los caminos y se vierte en abundancia.
 
El tiempo en espiral y la verdad del alma
cuando me abro al juicio y a las redenciones
renuevo un pacto y sigo andando el Laberinto.

 
La cabeza del año
el tiempo de ventura y vida,
la oportuna sonrisa y el amor…
el arruyo del tiempo mientras se definen los pasos para el nuevo aliento.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: