AYUNO BLANCO

Llego al día del perdón
para entender mis errores
y expiar los segundos de banales pretensiones.
 
Visto de blanco mi casa
limpio mi mente de emoción y pensamientos
visto de blanco también mis sueños del porvenir tranquilo.
 
Decido en este día no actuar en mi egoísmo
entender el amor que libera de ataduras…
dejar hacer, dejar pasar las vueltas del destino.
 
Descanso, no intervengo el universo
me dejo recibir lo que entrega el verso
y disfruto la brisa que me entrega el día.
 
Ayuno por un día mientras pasa el año
y la luna marca el ritmo del pasar del tiempo
Ayuno de blanco buscando la paz de mis recuerdos.
 
Y soy yo mismo,
en soledad y en silencio
amando mis plegarias y perdonando mis miedos.
 
Inicio un nuevo año con la fuerza de mis pasos
y preparo mi andar para la diáspora marcada en mi destino.
 
Llego al día del perdón
y me siento renovado
para hacer eterno y libre
el amor de Mar y Cielo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: