POEMA MUDO

Cali, 1998

Ya nada inspira
ya nada aclama
no hay rebeldía
solamente las lágrimas del viento.
 
Nimiedades frescas
que logran inquietarme
y tal vez un par de iras
es todo lo que queda.
 
Ya nada insiste
ya nada enlaza
calma profunda
solamente mi arrepentimiento.

A los hijos de Selene…(Chía, junio 3 de 2017)

Recuerdo de una tarde,
el sol cayendo
y tus ojos renaciendo al viento.

Risa de ocaso
anunciando cantos buenos.

Manos de éter
atrapando la magia del bosque
y haciendo de mis versos
un susurro nuevo.

Tú,
danza ancestral
en los distantes días,
cuando mis razones no alcanzan
para detener tus sueños.

Tú,
armonía suprema
ojos de océanos eternos
en las noches cuando hay luna.

Y yo,
huyendo del momento perfecto
cuando pudimos eclipsar suspiros.

Otra vez la Luna Llena
elevando tu hermosura
y desterrando todo mi cortejo.

NUBE GRIS

«Why does it always rain on me?» Travis.
 
Londres 23-12-2000
 
Melancolía,
la mañana llora a cántaros
y mis versos lo hacen al unísono.
 
El frío solo alivia la nostalgia
y las palabras se congelan por el miedo.
 
La soledad, la nube gris,
el día que se cierra al sol
y se hace inmune a calideces y festejos.
 
El Támesis desfila altivo
desdeñando mi presencia…
 
Y miro al cielo
me quedas; nube gris,
lluvia nueva, tristeza perfecta.
 
Aliento sosegado
y un único respiro
aferrado a los recuerdos.

93

Poema rescatado del cuaderno de apuntes, escrito en Chia, teatro los ladrillos, septiembre de 1993

Septiembre,
las calles secas
se preparan para el frío.
 
He logrado llegar intacto
al momento del paso
al inicio de todo el verso.
 
Mis torneados sueños
se alzan perfectos
sobre las promesas.
 
Es septiembre
y soy rey del sol
mientras el mundo tiembla.
 
Atrás quedaron
la soledad de la luna,
la timidez de mis ojos
y la bondad de mi alfabeto.
 
Aquí y ahora,
me entrego al pacto
de construir sin pausa
las paredes infinitas
de mi propio laberinto.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: