NOCHE EN EL 25

«el cuarto 25 y luego, el dia 25»

Delta de mis dedos en tu sexo

sangre de mi piel mientras te miro

y lleno nuestro espacio con palabras.

 

Ritmo de tu vientre en mis colinas

llanto como súplica a la cresta

de la noche y del momento en que te amo.

 

Rostros que se funden en tus labios 

carne desplegada en los altares

de los mitos que bendicen la sirena.

 

Manos que se trenzan

cuerpos que se atraen 

labios que se funden

sueños que no caben.

 

Vertigo al abismo

salto hacia el amor

y una encrucijada que nos reta

a sabernos nuevamente de los dos.

ALEJANDRA DESDE LEJOS

Londres, Diciembre 2000

A veces, o casi siempre

te imagino en cada esquina

y juego a ponerte muchos trajes.

 

Te apareces de azul cielo

como la mujer guardiana de los trenes

o, cubierta de cansancio 

como una vendedora de postales.

 

Te descubro en las botas citadinas

de un Goliat suburbano

Tal vez oculta tras la cámara

fotografiando un Eros congelado.

 

Alejandra desde lejos

te invento mil lugares

y te pongo los vestidos

que en la noche te desvisto.

 

Alejandra desde siempre

conservo tu aroma

y tu pelo se me enreda en las palabras.

SIEMPRE

Londres, Mayo 2001

del libro Ensimismado

A Alejandra.

Anoche eran mis recuerdos y yo

con los sueños ammarados a la espalda

y los versos congelados y sin besos.

 

Era yo,

con mi ritmo encadenado

y el caribe de mi sangre

perdido en cada laberinto

desde Totenham a Stratford.

 

Era hoy y mi resistencia

eran mis sueños

eran.

 

Hoy estas tu,

con tu vida tan lejana

y tus sueños que iluminan.

 

Tu,

con mi vida persiguiendo tu sonrisa

sin tocarte

sin hablarte

sin mirarte.

 

Tu y tu vida…

yo y la tuya.

 

Yo y mi vida

mi vida…

¿mi vida?

tuya.

 

AGOSTO 10 Y 6

Hoy no sale el sol sobre mis ojos,

es el dia de cantarle a lo vivido

mientras lentamente muero.

 

Es el tiempo, el lugar y el momento

de aceptarme ajeno a mis banderas

raídas por el viento del pasado.

 

Es la hora de mirar las nubes

que se nieblan asfixiantes en mi pecho

soberanas del cansancio y la amargura.

 

Son minutos, tras minutos, tras minutos

de preguntas sin respuesta.

 

De saberme humanamente dominado

por todos los antojos, los vicios, los llantos.

(posiblemente desgarrados de Sus versos encielados)

 

Me llega casi ebria la trsiteza

tambaleándose entre sombras;

jadeante

con sus dientes de semillas siemprevivas,

floreciente

con sus ojos de arcoiris casimuertos.

 

Son segundos, tras segundos, tras segundos

de respuestas enmarcadas

en el dia de la sombra en mis pupilas.

 

Agosto 10 y 6, agosto inerte,

¿de dónde la tristeza de estos dias?

¿por qué el cansancio bajo el brazo

y la mirada que se enreda entre cascadas?

 

¿Hacia donde los pasos construidos

con la risa cuando niño

con los juegos cuando ave?

 

¿Por qué el misterio de saberme otro

metido en este cuerpo que decae

ante el espejo de unos ojos fugitivos?

 

Veinticuatro años de recuerdos quedos

nomenclaturando los momentos

con el sello de lo incierto.

 

Otro año más, o tal vez menos

fingiendo ser quien desdibuja el aire

con las manos entintadas de tristeza.

 

Otra raya en la pared del alma,

mientras ruego al sol una coartada

que se cuele por las barras (ventana fronteriza)

 

¿De dónde la tristeza?

¿hacia dónde el cruel camino?

si cada festejo es un grito a la poesia

en los cipreses, los mármoles, los lirios.

 

Si cada vela encendida,

es un cirio vigilante.

 

Y si cada sueño que se escapa,

es una gota que reseca

la cuarteada piel de mis mejillas.

LA PRISION

Destrozo el llanto tras mi risa

en cada atardecer lejos del cielo.

Los muros se contraen,

los grillos ya se oxidan

y las barras filtran rayos de luz

asfixiantes.

 

Un mendrugo en el ocaso de mis dias

es testigo de esta herencia,

las horas entienden el sepulcro

y yo las sigo.

 

Ya no tengo el canto del labriego,

y un atardecer no trae la noche.

 

Estoy vagando en el ocaso

acaso ahora infinito.

 

La luz está en la huida,

en un desprendimiento al egoísmo

en un dejar que todo flura.

 

Y mi alma débil, liberada al fin,

jámas extrañará tantos años atrapada

en su cárcel de huesos y carne.

20131106-115414.jpg

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: