COLOMBIANAS 4

MEIRA DELMAR
 
Perfume de jazmín
quitasoles de acacia en el desierto
aliento del mar, delta en tus versos.
 
Meira; mujer ojos media luna,
palabras con acentos de la mar
y toda la sal sazonando melodías.
 
Tus flores, tus viajes, tus recuerdos
y Roma a tus pies cuando decidiste la partida.
 
Elegante y pulcra, amiga de los versos
amante eterna de los bardos que partieron.
 
Mujer de fuerza y vida
legado milenario del Cedro de Salomón
que se impone en los bosques secos
de tu trópico de fiesta y alegría.
 
Aroma de sándalo y cayena
Meira Delmar y del desierto
Meira de versos y sonrisas,
para siempre tu nombre en todos los recuerdos
del carnaval de los versos consentidos.

COLOMBIANAS 3

SOFÍA
 
Sentada en trono azul
saga de mando
clan de virtud
maneras buenas.
 
Matrona en versos
recetas de vida
guardiana de costumbres
feliz, serena y fresca.
 
Navidad de Antioquia
solamente con tus versos
meses de fiesta y vida
y la patria rezagada del mundo.
 
Tu mirada fuerte
tu legado de justicia
mujer insistiendo un lugar
sutil rebeldía,
llevando el paso y gobernando el tiempo.
 
Adelante siempre
vanguardia de tus libros
y de tu recia voz
ordenando los segundos
con voluntad y certeza.
 
De La Playa reina y guía
aguas de Santa Helena
y Medellín alabando tus pupilas.
 
Sentada en trono azul
sigues presente en las mañanas
y tu prosa se siente en el acento
de mujeres que sostienen la victoria.

COLOMBIANAS 2

SILVERIA
 
Un poema, verso y rima
para deleitar tu gusto
un poema dama fina
con mis letras a tu estima
homenaje al que se atina
y el poeta se hace justo.
 
Una métrica que ajusto
acomplàndome a este clima
un poema con que busco
rescatarte de lo injusto
en el tiempo casi brusco
cuando mereces la cima.
 
Pues tu historia ya me anima
a una ofrenda sin disgusto
mi poema ya termina
evito la pantomima
que la historia te defina
mujer, legado robusto.
 

COLOMBIANAS 1

SOLEDAD
 
Adelante de tu tiempo,
en los albores de la patria
-de la mezquina patria-
supiste entender el lenguaje
de la fuerza hembra
mujer de pluma, pulso y ritmo.
 
De historia, poemas y delirios
de los años nuevos
entre machismo e incertidumbre
impusiste tu espacio con la voz del olvido.
 
Regia, altiva y dueña de los pactos
armada de tinta y versos
Soledad Acosta…
de nadie, solo tuya.
 
Atrevida en las décadas de pausa
alabada en los años de sigilo,
Soledad acompañada
compañía de tus libros
líneas para sumergirse profundo
y dejarse llevar por el impulso del mundo.
 
A ti, mujer pilote e hito
un cinco de mayo celebro tu historia
llevando poemas cual flores al Central
donde descansan tu memoria y tus himnos.
 
Soledad de siempre
bendita santa de los libros.

LAURA VICTORIA

Sobre el cansancio me tendí cobarde
y fui para su anhelo aquella tarde
tan grande y cruel como jamás lo he sido.(Dualidad, Laura Victoria)

 
Te canto, poetisa,
descubriendo tus velos,
atraído por tu voz de rima
en sensual alianza con todo mi deseo.
 
Sonetos en piel,
desnudos y aunados
en el cansancio del amor intenso.
 
Tu nombre pleonasmo
con la letra que es vital en mi alfabeto…
presente en mis cantos de triunfo.
 
Tu altivez,
tu voz que agita el mundo
cuando las almas sudan
en un susurro prohibido.
 
Tu descripción de un beso
también asfixia mi espacio
esperando la humedad en los recuerdos.
 
Beberé tu aliento en cada estrofa
y allí en mis noches de ausencia
soñaré tu rostro en otro cuerpo.
 
Proscrito y odiado,
libaré cada verso
sin saciar el ahínco
de mi concupiscencia.
 
Y que se muerdan los labios
las amantes níveas…
 
Mientras nos oyen recitar
poemas que se trenzan
en el clímax del Parnaso.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: