MEDITANDO

Ya en la vigilia perfecta
se abren las puertas y se siente el miedo.
 
Los poemas son mantra
y el silencio retumba
en el alma y la consciencia.
 
Inhalo y llevo el viento
a los recodos del espíritu
llenando de energia el pacto
con átomos del viento.
 
Exhalo y suelto el lastre
y se ablandan las razones
de la rigidez de todas mis historias.
 
Repito mis ritos tendido y presente
y en cada respiro libero el alma
de los lastres y la pesadez del tiempo.
 
Pasan los segundos
encontrando mis hilos
conectándome al suspiro eterno.
 
Y soy del ahora
del aqui y el verbo primo
entrego mi soledad
a las virtudes de todo el universo.
 
Meditando
encuentro el camino
descifrando las respuestas.
 
Meditando
soy cercano al rumbo
que me lleva hasta tus besos.

ANITA ES LUZ

Hay almas que son eternas

 
De tu sonrisa perfecta
y tu mirada sin prisa
nacieron rayos que iluminan el mundo.
 
Alegre siempre,
luz de los segundos
energía pura transformando el tiempo.
 
Sabia y eterna,
eres pulso de los días buenos,
tu recuerdo es la paz
y la certeza que mueve el universo.
 
Presente en los instantes puros
y en cada momento, aún en la nostalgia.
 
Aquí te sentimos,
pues dejaste el impulso
que es la razón del día.
 
Anita, eres luz
el sol brilla con tu fuerza
y las estrellas, todas,
irradian tu energía.
 
Anita eres eterna
sabrás guiarnos
hasta el momento de paz…
 
Siguiendo siempre las lecciones de tu vida;
vivir plenamente y ser conscientes
que existe amor cuando recordamos tu sonrisa.

SEREMOS UNO

Ya nos sigas negándote al viento,
las alas plegadas no son lastre
el destino esta ya escrito.

No niegues tus ojos al ritmo
el sol espera un rayo
que salga también de tu sonrisa.

No te ofendas por mis decisiones,
he leido el libro donde anuncian los versos
del momento en el cual
también nos fusionamos.

Deja de lado la angustia
decide todo lo imposible,
los temores se vencen
solamente con mirarnos.

Fuimos uno y somos todo
ni siquiera tus credos
ahuyentan lo pactado.

Fuimos todo y somos grito
uno en agonía, empalados en la hoguera
uno en redención cuando reinaba la cordura.

No te ausentes del tacto
porque nada evita la fuerza del viento
y nada aplaca el poder de mis versos.

Somos cadena y eslabón,
astilla de cruz,
plomo que la carne quema.

Ya no digas que no es cierto
si juntos vencemos
la condena del exilio.

Seremos uno, si
como cuando creamos del vacío
todo el espacio y todo el tiempo.

Poema inconcluso (o “Escribiré”)

Escribiré un poema a mis promesas rotas
a mi falta de delirio y mis ensueños,
a mi ausencia ante pacto de lo insano
a la leve soledad de mis aciertos.
 
Escribiré, tal vez, de mis rencores,
de los días de sentirme en un espejo
las palabras que no dije y siempre impuse
a pesar de que se iban con el viento.
 
Escribiré, la frente en alto e in crescendo
que mis pasos son cadencia y sincronía
y que hay Dios en los atisbos y en las pausas…
en los labios, que se hablan en el día.
 
Guardaré lo registrado, le haré un sello,
y grabaré cada metáfora silente
el poema será calmo, bueno y justo…
el futuro nace altivo de mi mente.

LEJOS DE MI

Estoy ausente de los pasos,
de los recuerdos intensos
y de los amores inconclusos.
 
Estoy en la soledad perfecta
donde mis latidos son el pulso
de los poemas ciertos
y de las canciones que invaden la noche.
 
Cerca de mi, yo mismo,
mi fuerza de versar y de entender el mundo.
 
Mis ganas de volar
mis tardes de frio
y mis cantos de viento en la tormenta.
 
Lejos de mi,
todas las promesas
los ojos de falsedad
y las palabras sin sentido.
 
Las lágrimas de súplica
también las dejo lejos
y envío al destierro
los besos prometidos.
 
Falsedades y mentiras
son enviadas al exilio,
más queda la fantasia
protegiendo de instantes perversos.
 
Lejos de mi
las causas simples
la ilusión del mal amor
y las entonaciones.
 
Vade retro los amores tenues
y las falsas caricias
que engañaran la poesía.
 
Y así, asilado de injurias
decido nuevamente
levantar las paredes
de mi propio laberinto.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: