INANNA

A ti un poema sincrético y puro
alabando el erotismo de los versos,
un cantar susurrado y tembloroso
como cuando bendices el encuentro de las pieles.
 
Un tántrico respiro
una mocedad en tiempo eterno
para insistir en la jovial ternura
que define las noches en que vuelas.
 
Diosa de bondad, deseo fresco
alegre melodía con que danzan mis labios,
piel en tu piel, llanto de cima
y aterrizar de mis manos en tus senos.
 
Humedad perfecta
y el respiro tardío del cenit del delirio
gravedad en mi cuerpo en tu elemento
mientras trenzamos realidades y deseos.
 
Alabanza, mi cuerpo en tu memoria
un templo alzado entre risas y suspiros
arcos en honor a tus crestas
y columnas sosteniendo tu cintura.
 
A ti las odas inconclusas
de mis versos complemento de tus pasos
un libro abierto, testigo de las noches
recordando para siempre nuestro encuentro.

ARIDEZ (poema sin final)

Del amor un gran desierto
de la fortuna un oasis
y de la amistad … todo el desapego.
 
El fraude del viento
con cargas de arena
y la aridez de las promesas sucias.
 
Estéril pacto
que destruye los fraternos giros y …
 
Del amor un gran desierto
de la fortuna un oasis
de la amistad, todo el descontento.
 
Reducido espacio
más vasta soledad en medio del silencio.
 
Las mentiras del verbo
la aridez sospechada de los ojos rancios
y las sonrisas simuladas
pretendiendo ser promesa.
 
En el exilo fraternal
que se mueran de sed
los amigos que pronto se rindieron.
 
Y de mi …
ya pronto beberemos.

FORMAS NOCTURNAS

Formas nocturnas
sombras silentes
frío en las calles de luna
y soledad abrazando en las esquinas.
 
Esbeltas y oscuras
amenazantes y etéreas
susurrando la traición del viento
y se calan en toda la nostalgia.
 
Lentas, imponentes
abarcando la noche
y arrasando sin tregua
con los sueños buenos.
 
Formas nocturnas
que son la única guía
por las calles que llevan al desprecio.

UN DADÀ PARA LA LLUVIA

La razón
verdad y estilo
los pensamientos
canto de luz cuando las ranas lloran.
 
Ríos de bondad
versos, delirios
el gris viento
y la nostalgia ya vencida.
 
Palabras en tormenta
cuando la duda impide el llanto.
 
Dar desde la ausencia
y saberme en el recodo del tiempo.
 
Lluvia y tarde fría
y el alfabeto inundando el llanto.
 
Un poema liberado
palabras que salen del mar
dejando la sal en las calles de invierno.
 
La sinrazón y los bemoles
en el momento justo
cuando reina unicamente la cordura.
 
Determinantes
nacientes
estadísticas del viento…
diez razones de dolor
y todo un rumbo al descontento.

PELIGRO-PELIGRO

Pienso en los atardeceres
eligiendo el instante,
la vista ideal, un encuadre perfecto.

Insisto en soledades
girando hacia mi mismo,
rodeado del bosque
oscuro y mío.

Pero viene el miedo
el temor a la noche
linderos del frio,
intrigas y demencias.

Grito y desespero
rugidos del pasado
oscuridad que me intimida.

Peligro
Peligro,
un hito del misterio
de mis versos ocultos
en el filo de toda la locura.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: